“Parque natural de Izki”, el tesoro mejor guardado sale a la luz

EH37_IZKI(cubierta).indd

Euskal Herria Liburuak inicia el 2020 con un libro que desvela uno de los secretos mejor guardados: el parque natural de Izki (Araba), uno de los tesoros de la biodiversidad del país, paraíso de bosques, barrancos, humedales y cimas panorámicas. Un espacio sorprendente, muy poco conocido y visitado, que descubrimos de la mano del biólogo Jonathan Rubines.

En sus 9.143 hectáreas, Izki, enclavado en la preciosa comarca de la Montaña Alavesa, compendia una enorme diversidad de paisajes. Destaca, por méritos propios, el mayor robledal marojo de Euskal Herria (3.600 hectáreas), pero no faltan extensos hayedos, sobre todo en su zona norte, cerrados carrascales, alisedas… Además de extraordinarios bosques, Izki da cobijo a una amplia panoplia de vida natural, desde águilas reales, alimoches y pico medianos hasta la singular población de libélulas que pulula por sus balsas.

El autor del libro, Jonathan Rubines, biólogo y gestor de espacios protegidos, conoce palmo a palmo el parque natural. Ha seleccionado una veintena de rutas para descubrir Izki y sus aledaños mientras desfilamos por bosques asombrosos, imponentes desfiladeros, cascadas de ensueño y cumbres panorámicas.

 

This slideshow requires JavaScript.

El Salto del Nervión, a vista de pájaro

El pasado mes de marzo la empresa especializada HDpro nos remitió este vídeo del Salto del Nervión. Tomaron las imágenes desde un dron, lo que proporciona una inusitada perspectiva de tan espectacular paraje. Es por ello que no hemos podido sustraernos a la tentación de traer el vídeo a nuestro nuevo blog. He aquí el Salto del Nervión, 220 metros de caída libre, a vista de pájaro.

Salto del Nervión from HDpro on Vimeo.

El Salto del Nervión se halla en el límite entre Araba y Burgos, en el punto de engarce entre las sierras de Gorobel-Salbada y Gibijo. El acceso más habitual se realiza desde una pista que se inicia poco después de coronar por carretera el puerto de Urduña.

Para visitar el nacedero del Urederra es necesario reservar plaza

 

Urederra_Patxi_Uriznet

Urederra (Bakedao, Ameskoabarren). Fotografía: Patxi Uriz / Gobierno de Navarra. 

Desde esta Semana Santa, el Gobierno de Navarra ha limitado a 450 personas el aforo de visitantes que el nacedero del Urederra puede acoger a la vez. El objetivo es preservar un espacio natural privilegiado que en 2013 recibió nada menos que 103.000 visitas. La reserva se puede hacer aquí o, durante algún tiempo, en el acceso al propio nacedero, aunque esta opción irá reduciéndose conforme se difunda entre el público la nueva restricción.

Según ha informado el Gobierno de Navarra, la medida se ha tomado a petición del concejo de Bakedao/Baquedano, la localidad más cercana al nacedero. Según los recuentos oficiales, en 2009 los visitantes fueron 53.000, cifra que, como hemos visto, prácticamente se ha duplicado en cinco años.

El nacedero del río Urederra se halla en el municipio de Ameskoabarren/Ameskoa Baja, a los pies de la sierra de Urbasa, de cuyo parque natural forma parte con la figura específica de reserva natural. Se trata de la salida natural de un acuífero formado en el interior del macizo kárstico de Urbasa. La surgencia presenta numerosos saltos de agua y pozas de azul turquesa que conforman un paisaje cautivador.