“Parque natural de Izki”, el tesoro mejor guardado sale a la luz

EH37_IZKI(cubierta).indd

Euskal Herria Liburuak inicia el 2020 con un libro que desvela uno de los secretos mejor guardados: el parque natural de Izki (Araba), uno de los tesoros de la biodiversidad del país, paraíso de bosques, barrancos, humedales y cimas panorámicas. Un espacio sorprendente, muy poco conocido y visitado, que descubrimos de la mano del biólogo Jonathan Rubines.

En sus 9.143 hectáreas, Izki, enclavado en la preciosa comarca de la Montaña Alavesa, compendia una enorme diversidad de paisajes. Destaca, por méritos propios, el mayor robledal marojo de Euskal Herria (3.600 hectáreas), pero no faltan extensos hayedos, sobre todo en su zona norte, cerrados carrascales, alisedas… Además de extraordinarios bosques, Izki da cobijo a una amplia panoplia de vida natural, desde águilas reales, alimoches y pico medianos hasta la singular población de libélulas que pulula por sus balsas.

El autor del libro, Jonathan Rubines, biólogo y gestor de espacios protegidos, conoce palmo a palmo el parque natural. Ha seleccionado una veintena de rutas para descubrir Izki y sus aledaños mientras desfilamos por bosques asombrosos, imponentes desfiladeros, cascadas de ensueño y cumbres panorámicas.

 

This slideshow requires JavaScript.

“Parque natural de Izki”, altxor ederra denon eskura dago

EH37_IZKI(cubierta).indd

Urte berriarekin batera Euskal Herria Liburuak bildumak argitara atera du oharkabean igaro izaten den altxor ikaragarria: Izkiko parke naturala (Araba), gure herriko biodibertsitatearen tenpluetako bat, oihan, troka, hezegune eta tontor ederren paradisua. Eremu harrigarri hori, gutako gehienontzat ezezagun eta, oro har, gutxitan bisitatua, Jonathan Rubines biologoaren eskutik ezagutuko dugu.

Orotara 9.143 hektarea zabal da Izkiko parke naturala eta Arabako Mendialdeko eskualde ikusgarrian dago. Bere zabalean, hamaika pasaia liluragarri batzen ditu. Guztien artean nabarmentzen da, zelan ez, Euskal Herriko ameztirik zabalena (3.600 hektarea), baina ez dira gutxi pagadi itzelak (batez ere iparraldean), artadi sarriak, haltzadiak… Oihan ederrez gain, Izkik natura-bizitza oparoa gorde du, dela arrano beltza, saizuria edo okil ertaina, hezeguneetan gaindi ibiltzen den sorgin-orratza sorta joria ahaztu gabe.

Liburuaren egilea Jonathan Rubines da, biologoa eta eremu naturalen kudeatzailea. Bertatik bertara ezagutzen ditu Izkiko bazter guztiak. Hogei ibilbide aukeratu ditu Izkiko parke naturala eta inguruak denon esku jartzeko. Harri eta zur ibiliko gara baso itzel, haitzarte harrigarri, ur-jauzi dotore eta mendi tontor lerdenetatik.

This slideshow requires JavaScript.

Ruta de los árboles centenarios

munaintxikiCon esta agradable excursión circular por los aledaños de la sierra de Entzia retomamos el blog La Montaña Mágica, ahora convertido en sección permanente de la bitácora de Euskal Herria Liburuak. En sucesivas entregas iremos proponiendo planes montañeros por nuestro pequeño país. Ahora toca echar a andar. Nos esperan hermosos ejemplares de robles y quejigos centenarios y la opción de acercarnos por un camino forestal hasta las fuentes del río Zadorra.

El inicio de la ruta lo realizamos desde el pueblo de Munain, concretamente desde su exterior en dirección hacia la sierra. Junto a un cruce cercano a una instalación ganadera que produce quesos, aparcamos el vehículo en una campa una vez que pasamos el puente.

Comenzamos a caminar por la pista que se dirige hacia el bosque, ayudados siempre por las balizas amarillas y blancas. Cruzamos la puerta de madera y comenzamos el suave ascenso siempre en dirección a la sierra de Entzia, cuyos contrafuertes rocosos sobresalen sobre nuestras cabezas. Al poco tiempo de traspasar otra barrera, vemos el primer ejemplar de roble centenario y alcanzamos una zona vallada y habilitada para observar varios de los árboles centenarios más llamativos. Antiguamente, los vecinos de estos pueblos dejaban crecer los robles hasta cierta altura y los podaban. Los troncos crecían hacia lo ancho y por las ramas, con o que a base de una buena gestión, disponían de leña para la casa y para conseguir carbón.

En el cruce situado en las cercanías, optaremos por ascender hacia las fuentes del Zadorra con el objetivo de alargar un poco más la excursión y disfrutar lo máximo en este precioso bosque. Este recorrido es un poco más exigente y más largo que el que se dirige hacia Okariz, pero a cambio obtendremos la recompensa del precioso recorrido donde con la altura comienzan a aparecer hermosos ejemplares de hayas. Junto a una caseta nos dirigimos por la izquierda hasta la base del circo que dibujan las paredes de rocas y donde se encuentra el nacimiento del Zadorra.

Retomamos el sendero junto a la caseta blanca para cruzar el puente de madera e ir descendiendo tranquilamente hacia la población de Okariz. El camino está bien señalizado y no hay ningún problema en seguirlo. En un cruce se nos junta el sendero GR 25 que viene dando la vuelta a la Llanada Alavesa. Lo seguimos por la derecha hasta toparnos nuevamente con el sendero que hemos abandonado en la subida y que lleva directamente hasta Okariz. Una vez que alcanzamos la pequeña localidad, pasamos junto a la iglesia y ya vemos la pista parcelaria que nos lleva directamente hasta Munain.

Txusma Perez Azaceta

GUÍA PRÁCTICA

TIEMPO: 2h 45 min (circular)

DISTANCIA: 9,7 km

DESNIVEL: 335 m

ACCESO: Desde Agurain-Salvatierra, tomamos la carretera A-2128 que se dirige hacia el puerto de Opakua. Enseguida hay que desviarse a la izquierda para alcanzar la localidad de Munain. Cruzamos todo el pueblo y junto a un puente giramos a la derecha para aparcar el vehículo.

MAPA: Parque Natural de Izki-Entzia. Sua Edizioak. Escala 1:25.000.

INFO:    Libro 57 Rutas Senderistas por Euskal Herria. Sua Edizioak

ALREDEDORES: En las cercanías se encuentra el famoso dolmen de Sorginetxe, y desde el alto de Opakua podemos pasear por las relajantes campas de Legaire.