Viejos caminos romanos, medievales y modernos

EH21 CALZADAS cubierta DEF.indd

Todas tuvieron sus tiempos de gloria. Fueron las autovías del siglo III, las avenidas de la Edad Media, las autopistas del siglo XVIII. Hoy no quedan más que algunos pequeños tramos, a veces semi-ocultos, otras veces desfigurados o reutilizados. Pero aún sigue siendo un placer pisar sus losas gastadas, remontar montañas y cruzar paisajes por estas ancestrales vías de comunicación. ¿Qué cuáles son? ¿Dónde están? Esta es la lista de excursiones (haz clic sobre la imagen) que propone “Rutas por calzadas y viejos caminos”.

Nos esperan, por tanto, calzadas romanas como la de la Berrueza o la de Garisoain, enlosados medievales como el de Ziortza, caminos mineros y pastoriles como el de Arritzaga o el de Intzola, la vieja ruta de postas de la Llanada Alavesa o antiquísimas vías de enlace intercomarcales como las calzadas de Berraona y Urbasa. Un aluvión de sensaciones acude a nosotros al sentir bajo nuestros pies estas viejas losas por las que ha discurrido la historia de nuestro país durante los últimos dos mil años.

 

“Rutas singulares con hamaiketako”, un plan insuperable

Cubierta.indd

¿Qué puede haber mejor que una mañana disfrutando de la naturaleza? Una mañana disfrutando de la naturaleza rematada con un hamaiketako en buena compañía. Esa es la irrechazable propuesta que nos plantea el nuevo libro de la editorial Sua “Rutas singulares con hamaiketako”. Se trata de 46 originales excursiones con almuerzos en fondas, tascas, ventas y refugios.

El autor, Alberto Muro, nos propone diez excursiones por territorio en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa y seis más por Ipar Euskal Herria. En esas salidas visitaremos algunas cimas clásicas, pero la mayoría discurren por rutas poco frecuentadas. También los almuerzos oscilan entre locales referenciales en el mundo montañero (la Venta de Juan Pito en Belagua, la fonda de Urbia, el refugio del Pagasarri…) y otros muchos establecimientos quizás menos conocidos pero perfectos para nuestro plan.

hamaiketakos.indd

Cada excursión cuenta con una exhaustiva descripción de la ruta, un texto dedicado exclusivamente al establecimiento elegido para el almuerzo, un mapa, ficha técnica y fotografías del recorrido.

Alberto Muro, fotógrafo, guía y periodista, es un gran conocedor del país y ha colaborado en numerosas ocasiones con la editorial Sua.

hamaiketakos.indd

Arkuek de Aralar

arkuak2

Esta excursión que proponemos realizar por la sierra de Aralar es una ruta variada y muy enriquecedora que nos dejará a la vera de varios dólmenes, humedales, cuevas y las curiosas arkuek: unas chabolas circulares de piedra totalmente originales en Euskal Herria.

Un kilómetro antes de llegar a Guardaetxe se encuentran las campas de Albi, junto al dolmen del mismo nombre, desde donde iniciaremos el recorrido. Cruzando una puerta metálica nos internamos en el hayedo de Erregenea – Realengo hacia el noroeste. Dejamos un refugio a mano derecha y sin abandonar el camino principal, llegamos unos 15 minutos después hasta un rellano herboso donde tomamos el camino hacia la izquierda. En ascenso, seguimos por el hayedo, y en la siguiente bifurcación optamos por la derecha. Superamos un claro en el bosque donde se encuentra una estela y pasamos por un bonito corredor entre rocas antes de alcanzar una pradera donde se encuentra una chabola. Por la izquierda, junto a un árbol seco, podemos llegar hasta las curiosas construcciones circulares de piedra localizadas en Bustintza y que se denominan arkuek. Aunque están casi destruidas, todavía podemos apreciar la técnica de su construcción.

arkuak1

Retomamos el camino que pasa junto a la borda y que se dirige hacia el barranco de Urdagoene. Siguiendo la vaguada por su lado derecho, y cercanos a la regata alcanzamos los rasos superiores hasta encontrarnos una pista que viene desde Baraibar (1,05h). Seguimos la pista por la izquierda con las marcas del GR 12 mostrándonos el camino. Pronto llegamos a Unagako Putzua, una extensa zona que frecuenta bastante ganado y que ha sido recuperada como humedal. Más adelante, pasaremos junto a los dólmenes de Maantsa y unos minutos más tarde, cerca del de Obioneta en el lado opuesto. Tras rebasar el alto, descendemos suavemente hasta el cruce donde se toma el sendero hacia el monte Irumugarrieta (1.431m). Cercano al cruce se sitúa el dolmen de Trikuarri, en buen estado.

Continuamos por la pista en dirección a la popular majada de Igaratza. Antes de llegar a ella, dejamos las marcas rojas y blancas para seguir por la izquierda en descenso y con la cima de Putterri (1.299 m) frente a nosotros. No nos desviamos en ningún momento de nuestro camino y bajamos entre hayedos y praderas. Pasamos al lado de Igaratza Lezea, más adelante por el lugar llamado Pagomari y junto a otra sima de grandes dimensiones: Beingo Lezea. Por la pista no tenemos ninguna pérdida para llegar hasta Guardaetxe, y siguiendo por la carretera alcanzar el punto de inicio. Unos metros antes, disfrutaremos del fabuloso dolmen de Albi.

Esta es una excursión que no tiene ninguna dificultad pero en caso de niebla no se recomienda realizarla porque en los rasos altos nos puede acarrear serias dificultades de orientación.

GUÍA PRÁCTICA

TIEMPO: 3h 55 min (circular)

DISTANCIA: 13, 7 km.

DESNIVEL: 350 m.

ACCESO: Desde Lekunberri, ascendemos por la carretera que sube hacia San Miguel de Aralar. A la altura del kilómetro 12, se encuentran las campas de Albi.

MAPA: Aralar. Cuadernos Pirenaicos. Sua Edizioak. Escala: 1:25.000.

ALREDEDORES: Localidad de Baraibar y Santuario de San Miguel de Aralar

MÁS INFORMACIÓN en el libro 57 Rutas Senderistas por Euskal Herria (Sua Edizioak).

FRASE: Caminar por la montaña abre nuestra alma a la naturaleza y nos hace mucho más receptivos a todo cuanto nos rodea (Guanter Rauch).