Ya están a la venta los cuatro primeros mapas en 3D: Belagua, Monte Perdido, Aneto y Aiguestortes

iphone

Tal y como avanzó la semana pasada, la editorial Sua Edizioak ha comenzado la adaptación de la serie Mapas Pirenaicos 1:25.000 para aplicaciones en 3D para smartphones (teléfonos móviles). Los cuatro primeros ya están a la venta. Uno de ellos corresponde a Euskal Herria. Es el de Belagua-Zuriza, en el que se visualiza todo el espacio comprendido entre Uztarroze y Auñamendi-Pic de Anie, por lo que recoge zonas como Izaba, Belagua, Belabarze, Piedra de San Martin, Ezkaurre y el norte del valle aragonés de Ansó.

Los otros tres mapas se sitúan en el Pirineo central, en áreas de gran interés para la afición montañera: Monte Perdido-Gavarnie (incluye Ordesa), Maladeta-Aneto y Aiguestortes-San Maurici. A cada cual más atractivo.

Cada aplicación cuesta 5,99 euros. Además del mapa, incluye las excursiones y ascensiones (con sus descripciones) elaboradas por Gorka Lopez para cada una de estas áreas. Bajo estas líneas, el vídeo con el tutorial de uso de las aplicaciones.

 

Los mapas pirenaicos, ahora en 3D para móviles

La histórica editorial de montaña Sua Edizioak, a punto de cumplir 30 años, da un salto importante en el mundo de la cartografía de la mano de las nuevas tecnologías.
Presenta una app en 3D para smartphones con sistema Android e IOS  de su colección de Mapas Pirenaicos 1:25.000, realizada por Miguel Angulo y escrita por Gorka López.
Constituye un antes y un después en la cartografía pirenaica. Un tipo de aplicación novedosa en Europa. En los próximos días se pondrán a la venta los primeros mapas, a través de las webs sua.eus y elkar.eus.

PRESENTACIONES:

Barcelona. Centre Excursionista de Catalunya. CEC.

c/ Paradís, 10 pral. 08002 Barcelona. Tel: 933 152 311.
Miércoles, 21 de junio, a las 19.30 h

Donostia. Club Vasco de Campig. CVC.
Prim Kalea, 35, 20006 Donostia. Tel: 943 27 18 66.
Jueves, 22 de junio, a las 19.00 h

Viejos caminos romanos, medievales y modernos

EH21 CALZADAS cubierta DEF.indd

Todas tuvieron sus tiempos de gloria. Fueron las autovías del siglo III, las avenidas de la Edad Media, las autopistas del siglo XVIII. Hoy no quedan más que algunos pequeños tramos, a veces semi-ocultos, otras veces desfigurados o reutilizados. Pero aún sigue siendo un placer pisar sus losas gastadas, remontar montañas y cruzar paisajes por estas ancestrales vías de comunicación. ¿Qué cuáles son? ¿Dónde están? Esta es la lista de excursiones (haz clic sobre la imagen) que propone “Rutas por calzadas y viejos caminos”.

Nos esperan, por tanto, calzadas romanas como la de la Berrueza o la de Garisoain, enlosados medievales como el de Ziortza, caminos mineros y pastoriles como el de Arritzaga o el de Intzola, la vieja ruta de postas de la Llanada Alavesa o antiquísimas vías de enlace intercomarcales como las calzadas de Berraona y Urbasa. Un aluvión de sensaciones acude a nosotros al sentir bajo nuestros pies estas viejas losas por las que ha discurrido la historia de nuestro país durante los últimos dos mil años.