La Federación de Montaña premia a Javier Pascual, director de Sua Edizioak durante 30 años

Mendizaletasun gala 2019_sariak-6

Jose Ramon Alonso, presidente de la Federación, Javier Pascual y Mikel Arrizabalaga.

Javier Pascual, quien ha sido director de la editorial Sua durante los últimos 30 años, recibió el viernes 15 de febrero en Elorrio, en la gala anual de la entrega de premios de la Federación Vasca de Montaña, el premio Euskal mendizaletasunaren adiskideak, un reconocimiento a su labor editorial. Mikel Arrizabalaga, escritor y montañero, fue el encargado de la entrega, y le dedicó las siguientes palabras:

“Un refrán tibetano dice: ‘Si quieres ir rápido, camina solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado’. Y ese es uno de los méritos del siguiente premiado; trabajar en equipo para coronar un recorrido espléndido de 30 años en la editorial Sua, al frente de la cual ha sido director, creando, publicando y difundiendo una gran cantidad de material ligado a la montaña, en particular, a la montaña de Euskal Herria: libros, mapas, revistas, guías y una largo etcétera. En todos estos años nos han mostrado, de la manera más bella, un sinfín de rincones y lugares de toda Euskal Herria y otros puntos; nos han mostrado el alma de nuestros pueblos y montañas, de nuestra cultura y tradiciones, de nuestra gente y paisajes para que gocemos y disfrutemos.

En estos tiempos en los que los medios digitales tienen cada vez mayor presencia en nuestra vida cotidiana (por no decir que su presencia es total), tiene mérito seguir publicando en papel. No es un trabajo fácil seguir sobreviviendo en este mercado digital, y, sin duda, ese esfuerzo se lo tenemos que agradecer al director de la editorial SUA. Es por ello que hoy en esta gala, el premio Euskal mendizaletasunaren adiskideak es otorgado a Javi Pascual, director de la editorial Sua durante 30 años”.

Zorionak Javiri eta ekitaldiko saridun guztiei!

IMG_20190215_201835

Foto de familia de premiados y organizadores en el escenario.

“Pueblos de Navarra con encanto”, pura belleza

eh31_navarrapueblos

El encanto es subjetivo. Lo hemos comprobado a la hora de confeccionar la lista de los pueblos que recogemos en el nuevo libro de la colección Euskal Herria, “Pueblos de Navarra con encanto”. En origen, el listado era mucho más largo, con aportaciones de todo tipo, en territorio y características. Muy variado, como no puede ser de otra manera en un territorio tan rico en paisajes como es Navarra, desde sus desiertos a sus vergeles, desde sus llanuras a sus montañas.

Por cuestiones de espacio, nos hemos quedado con 34 pueblos. Pero encontraremos de todo. Las localidades de las inmediaciones del Ebro y las de los valles pirenaicos, las que se asientan en las riberas brumosas de Urumea o Leitzaran y las que contemplan el pausado discurrir del río Aragón. Pueblos mágicos como Otsagabia o Zugarramurdi, grandes clásicos como Izaba, Olite / Erriberri o Elizondo, pequeños desconocidos del gran público como Galipentzu / Gallipienzo, Torralba o Arantza.

Todos descritos al detalle, acompañados de bellas fotografías, propuestas senderistas y ficha técnica. Pueblos verdes, amarillos y blancos. Todos bellos. Todos a nuestro alcance.

This slideshow requires JavaScript.

“Valles escondidos”, los rincones secretos de Euskal Herria

EH30_Valles

Esta no es una selección de rincones desconocidos en Euskal Herria, porque de esos casi no quedan. Sin embargo, algunas comarcas, no pocos valles y pueblos, resultan casi invisibles para la mayoría de nosotros, incluso en los casos en los que se encuentran a escasos kilómetros de nuestros domicilios. Nuestras rutas nunca pasan por ellos. Siempre quedan al margen. Son los valles escondidos, los protagonistas del nuevo libro de la colección Euskal Herria Liburuak.

El autor, Alberto Muro, ha visitado, recorrido y fotografiado una quincena de valles y rincones al margen de las rutas convencionales pero no por ello exentos de belleza. Todo lo contario. ¿Quién nos dirá que Bóveda, ese rincón occidental de Gaubea / Valdegobía, no es un pueblo con encanto, rodeado de montañas, bosques y campos de cultivo? ¿Cuántos bilbaínos conocen Zeberio, un valle rural de 50 km2 de extensión a 12 km del centro de la capital vizcaína? ¿Quién ha pisado alguna vez Aritzakun, el valle olvidado de Baztan? ¿Quién sabe situar en el mapa Montori?

Distribuidos por todo el país, estos valles reflejan una amplia panoplia de paisajes, a cada cual más bello. Desde las huellas mineras de Galdames hasta el aislado pero extremadamente hermoso valle alavés de Arana. O desde la pirenaica aldea de Zilbeti hasta el singular valle del molino, donde encontraremos los concejos de Markinez y Arluzea, cobijados a la sombra del monte Kapildui.

En total, 15 valles y una treintena de propuestas de recorridos y ascensiones a sus cumbres más cercanas, para que disfrutemos de rincones bellos y poco conocidos de nuestra geografía.