“Parque natural de Izki”, un gran recibimiento a un excelente libro

La Montaña Alavesa es una comarca extraordinaria, refugio de hábitats naturales de gran valor. Uno de ellos es el demarcado por el parque natural de Izki, fascinante espacio protegido de más de 9.000 hectáreas. El biólogo Jonathan Rubines propone en el libro “Parque natural de Izki” una veintena de recorridos por el parque. Se trata de un gran libro que ha obtenido una respuesta acorde a su calidad: lleva un mes largo en la lista de los libros más vendidos en las librerías de Elkar.

De hecho, ha llegado a estar segundo en el apartado de no-ficción en castellano durante una semana. El resto, desde su publicación, ha figurado en tercer o cuarto lugar. No hay duda de que la afición montañera lo ha recibido con los brazos abiertos. Pero, ¿qué tiene este libro para obtener una respuesta tan calurosa? De una parte, se trata de una guía perfecta para adentrarse y conocer un parque natural que, a pesar de su gran valor ecológico y medio-ambiental, sigue siendo un gran desconocido para la mayor parte del país. De otra, propone veinte itinerarios de gran atractivo que recorren prácticamente todos los paisajes relevantes del parque: desfiladeros y barrancos, riberas de ríos y cascadas, el extenso robledal marojal y los no menos espectaculares hayedos, balsas y canales, cuevas eremíticas y sendas de arrieros… y, por supuesto, atractivas cimas montañeras. Esta es la lista completa:

 

EH37_IZKI7aurkibidea

Además de los recorridos y ascensiones, el libro incluye numerosas referencias a parajes, pueblos y gentes de la comarca. Porque el tesoro que supone Izki se ha transmitido de generación en generación hasta llegar en este estado a nuestros días.

EH37_IZKI7

 

Casa de Juntas de Gerediaga

Casa de Juntas de Gerediaga

Junto con la Casa de Juntas de Avellaneda y la de Gernika, la de Gerediaga es una de las tres sedes oficiales en donde se reúnen las Juntas Generales de Bizkaia. Las Encartaciones y el Duranguesado mantuvieron sus  instituciones propias hasta 1876, nada más y nada menos que siete siglos.

Desde el siglo XIV se reunían bajo el árbol de Gerediaga las Juntas Generales de la merindad de Durango para dirimir conflictos, disputas, desavenencias. En definitiva, para gobernar.

En la piedra central que podemos ver se sentaba el merino o teniente de corregidor, como representante del Señor de Bizkaia, y a su alrededor los portavoces de las doce anteiglesias, denominados fieles, que eran en realidad lo que hoy se conoce como alcaldes.

[Este texto procede del libro “Pueblos de Bizkaia con encanto”, de Javi Pascual Otalora, número 35 de la colección Euskal Herria. Incluye un recorrido desde Garai hasta Gerediaga]

EH35_PUEBLOS BIZKAIA

 

 

 

“Rutas y restaurantes con encanto de Gipuzkoa”, en busca de la gastronomía de siempre

rr_gipuzkoa.jpg

Tras la calurosa acogida que ha obtenido el libro dedicado a los restaurantes de Navarra, ya está en las librerías “Rutas y restaurantes con encanto de Gipuzkoa”. Ambos volúmenes comparten autores y estructura: cada capítulo presenta un restaurante al lector, al tiempo que le da cuenta de su personalidad, características y equipo humano. Seguidamente facilita una receta de un plato señero del establecimiento y, finalmente, propone un paseo, recorrido o ascensión montañera por los alrededores.

A tal fin los autores han elegido 38 restaurantes de Gipuzkoa. Están representadas todas las comarcas del territorio histórico, así como todo tipo de locales: restaurantes de ambiente familiar, montañero, tabernas de pueblo, asadores, bares de pintxos… Sin embargo, todos ellos comparten una característica singular: son auténticos. Lo explica uno de los autores del libro, el crítico gastronómico Josema Azpeitia, en el prólogo: “decidimos prescindir de los niños mimados de la gastronomía guipuzcoana y buscar lo auténtico y diferenciado: esos restaurantes familiares que ofrecen una gastronomía auténtica basada en la tradición y el producto de temporada, esos asadores que se inician en el arte del fuego y las brasas, esos bares y restaurantes de pueblo casi únicamente frecuentados por la población local, pero que ofrecen una calidad intachable y una atención al público que para sí la quisieran los más encopetados restaurantes”.

Además de Josema Azpeitia, participan en el libro Ritxar Tolosa (fotografía) y el montañero Txusma Perez Azaceta (rutas y ascensiones). De esta colaboración a tres bandas se ha cocinado un plato capaz de satisfacer el paladar más exigente. On egin!

 

This slideshow requires JavaScript.