Casa de Juntas de Gerediaga

Casa de Juntas de Gerediaga

Junto con la Casa de Juntas de Avellaneda y la de Gernika, la de Gerediaga es una de las tres sedes oficiales en donde se reúnen las Juntas Generales de Bizkaia. Las Encartaciones y el Duranguesado mantuvieron sus  instituciones propias hasta 1876, nada más y nada menos que siete siglos.

Desde el siglo XIV se reunían bajo el árbol de Gerediaga las Juntas Generales de la merindad de Durango para dirimir conflictos, disputas, desavenencias. En definitiva, para gobernar.

En la piedra central que podemos ver se sentaba el merino o teniente de corregidor, como representante del Señor de Bizkaia, y a su alrededor los portavoces de las doce anteiglesias, denominados fieles, que eran en realidad lo que hoy se conoce como alcaldes.

[Este texto procede del libro “Pueblos de Bizkaia con encanto”, de Javi Pascual Otalora, número 35 de la colección Euskal Herria. Incluye un recorrido desde Garai hasta Gerediaga]

EH35_PUEBLOS BIZKAIA

 

 

 

“Rutas y restaurantes con encanto de Gipuzkoa”, en busca de la gastronomía de siempre

rr_gipuzkoa.jpg

Tras la calurosa acogida que ha obtenido el libro dedicado a los restaurantes de Navarra, ya está en las librerías “Rutas y restaurantes con encanto de Gipuzkoa”. Ambos volúmenes comparten autores y estructura: cada capítulo presenta un restaurante al lector, al tiempo que le da cuenta de su personalidad, características y equipo humano. Seguidamente facilita una receta de un plato señero del establecimiento y, finalmente, propone un paseo, recorrido o ascensión montañera por los alrededores.

A tal fin los autores han elegido 38 restaurantes de Gipuzkoa. Están representadas todas las comarcas del territorio histórico, así como todo tipo de locales: restaurantes de ambiente familiar, montañero, tabernas de pueblo, asadores, bares de pintxos… Sin embargo, todos ellos comparten una característica singular: son auténticos. Lo explica uno de los autores del libro, el crítico gastronómico Josema Azpeitia, en el prólogo: “decidimos prescindir de los niños mimados de la gastronomía guipuzcoana y buscar lo auténtico y diferenciado: esos restaurantes familiares que ofrecen una gastronomía auténtica basada en la tradición y el producto de temporada, esos asadores que se inician en el arte del fuego y las brasas, esos bares y restaurantes de pueblo casi únicamente frecuentados por la población local, pero que ofrecen una calidad intachable y una atención al público que para sí la quisieran los más encopetados restaurantes”.

Además de Josema Azpeitia, participan en el libro Ritxar Tolosa (fotografía) y el montañero Txusma Perez Azaceta (rutas y ascensiones). De esta colaboración a tres bandas se ha cocinado un plato capaz de satisfacer el paladar más exigente. On egin!

 

This slideshow requires JavaScript.

“Pueblos de Bizkaia con encanto”, embrujo a la vizcaína

EH35_PUEBLOS BIZKAIA

Hace ya más de 150 años que alguien tuvo la novedosa idea de publicar una guía de los pueblos de Bizkaia. Fue el impresor Juan Bautista Eustaquio Delmas, autor y editor de la “Guía histórico-descriptiva del viajero del Señorío de Vizcaya”, que vio la luz en 1864. Una obra avanzada para su época, ya que retrató todas las localidades vizcaínas e incluyó consejos para quien se acercara a a visitarlas.

“Pueblos de Bizkaia con encanto” se inscribe en esa misma tradición de libros de viaje, puesto que no solo describe al detalle la belleza de 25 localidades vizcaínas sino que ofrece claves sobre lo que puede ser la esencia de cada una ellas. Y, por supuesto, nos propone las mejores rutas para disfrutar de ellas y sus alrededores.

Buena parte de los pueblos de esta guía nacen de la estrecha relación de los vizcaínos con la mar. Todos los recodos de la costa que ofrecían un abrigo seguro para las embarcaciones, e incluso algunos que no lo garantizaban, fueron convertidos en puertos, en cuyos muelles crecieron pueblos pesqueros. Otro grupo lo forman las villas fundadas en la Baja Edad Media con clara vocación urbana y comercial. No faltan los verdes valles sazonados de barrios de caseríos, molinos y ferrerías. Finalmente, la guía recoge pueblos mineros, villas aduaneras (en el periodo foral los cuatro territorios estaban fuera del mercado común español) y pueblas que no llegaron a villas.

Todas ellas son fruto del entorno natural y del trabajo de mujeres y hombres que, durante generaciones, se encargaron de que su historia continuara. Todas hacen bella a Bizkaia.

Nos conduce por los veinticinco pueblos de esta guía Javi Pascual, gran conocedor de un territorio que ha recorrido durante décadas y que ha visto cambiar desde la privilegiada azotea que supone haber dirigido durante treinta años Sua Edizioak. El resultado es este gran libro que retoma la antorcha que Delmas encendió hace 150 años.

This slideshow requires JavaScript.