Nueva guía del Camino Ignaciano

CUBIERTA ignaciano.indd

Más de 600 kilómetros y 27 etapas separan el santuario de Loiola de la localidad catalana de Manresa. Estos dos lugares jugaron un papel primordial en la vida de San Ignacio y ahora están unidos por un apasionante recorrido balizado. Sua acaba de publicar la “Guía del Camino Ignaciano”, el libro imprescindible para quien hoy quiera recrear el viaje que Iñigo de Loyola emprendió hace casi 500 años.

El Camino Ignaciano nació en 2012 para acondicionar los 650 km del recorrido que en 1522 realizó el santo, cuando se trasladó, en plena crisis espiritual, desde su casa natal en Loiola hasta el santuario de Montserrat para finalmente recluirse en una cueva de Manresa. Su destino final era Jerusalén, a donde acabó llegando. El viaje supuso la transformación del guerrero en el hombre de fe: Ignacio abandonó sus ropas de caballero y se vistió como un mendigo para orar y reflexionar sobre su vida y su futuro.

Hoy podemos realizar el camino desde Loiola a Manresa siguiendo las flechas naranjas mientras cruzamos los verdes valles atlánticos, los viñedos riojanos, los olivares de la ribera navarra, los llanos elevados del Bagés catalán y hasta el paisaje desértico de los Monegros. Salvaremos montañas como Aizkorri, Entzia o Kodes, visitaremos catedrales como las de Tutera/Tudela o Zaragoza y alcanzaremos santuarios míticos como Montserrat.

La guía es obra de tres especialistas en literatura de viajes: Sergi Ramis, César Barba y Daniel Burgui. Incluye una descripción general de cada etapa, rutómetro, fotografías, mapas y artículos sobre el patrimonio natural, histórico y cultural que nos sale al paso.

This slideshow requires JavaScript.

Suak Ignaziotar Bidearen gidaliburua kaleratu du

CUBIERTA ignaciano.indd

Orotara 600 kilometrotik gora eta 27 etapa bete behar dira Loiolako santutegitik Manresaraino joateko. Leku bi horiek San Ignazioren bizitzan eragin handia eduki zuten eta orain ibilbide seinaleztatu batek lotzen ditu. Sua Edizioak-ek “Guía del Camino Ignaciano” argitaratu berri du, Loiolako Enekok duela ia 500 urte egin zuen bidaia egin nahi dutenentzat ezinbestekoa.

Ignaziotar Bidea 2012an sortu zuten santuak 1522an urratu zituen 650 kilometroak zedarritzeko. Orduko hartan Loiolako haren etxetik atera eta, krisi pertsonal sakonean zegoela, Montserrateko santutegiraino joan zen. Handik Manresa ondoko haitzulo batera aldatu zen. Bere azken helburua Jerusalen zen eta, geldialdiak geldialdi, azkenean hara ere iritsi zen, Bartzelonan ontziratu ostean. Bidaia hartan lehengo gerlaria fededun bihurtu zen: Loiolako Enekok zaldun jantziak erantzi eta arlote baten gisa bizi izan zen Manresako kobazuloan, haren bizitzaz eta erlijioaz gogoeta egiten zuen bitartean.

Gaur Loiola eta Manresa bitarteko bidea egin dezakegu gezi laranjei kasu eginez. Ibar berde euritsuetan barrena ibiliko gara, Errioxako mahastien ondotik, Erriberako olibadietatik, Kataluniako Bagéseko goi ordekatik eta Monegroseko basamortu bakartitik. Aizkorri, Entzia edo Kodeseko mendietako magaletatik gora eta behera aurrera egin ondoren katedral ederrak ikusiko ditugu (Tutera, Zaragoza…) Montserrateko santutegi mitikora heldu aurretik.

Gidaliburu hau hiru kazetari adituen lanaren emaitza da: Sergi Ramis, César Barba eta Daniel Burgui. Liburuak etapa guztien deskribapena dakar eta ibilbideko mugarririk garrantzitsuenak non dauden zehaztu ditu. Gainera, argazkiak, mapak eta bidean azalduko zaigun natura, historia eta kultura arloetako ondarearen gaineko jakingarriak bildu ditu.

This slideshow requires JavaScript.

El centro geográfico de Euskal Herria

P1080791txiki

Según un exhaustivo cálculo científico realizado por el ingeniero Félix Isasa, el centro geográfico vasco se encuentra en un paraje perdido de la sierra de Andia. Además, se sitúa muy cerca de la cima de Beriain-San Donato, en la majada de Olibesario. Este ombligo de Euskal Herria está identificado con círculos concéntricos de piedras en una hoyada. El ingeniero utilizó el complicado método del baricentro, con la ayuda del GPS y de mapas de gran escala para adjudicar a este lugar dicho honor. Las coordenadas son las siguientes: 42º 52’ 59’’ N – 1º 56’ 08’’ W. (UTM: X: 586.935 – Y: 4.748.458, Huso 30). El lugar está situado en un espléndido paraje natural bajo la cumbre de Lezitza y muy cerca de la colosal cima de Beriain (1.493 m), también conocida como San Donato por estar coronada por una ermita erigida en honor a dicho santo.

Tenemos varias opciones para acercarnos hasta el lugar. La más montañera parte desde el pueblo de Unanu y, tras ascender a la cima de Beriain, nos podríamos acercar hasta el emblemático lugar antes de completar una excelente excursión circular retornando al punto de partida.

Los recorridos más accesibles se inician al otro costado de la sierra de Andia. Nos situamos en el valle de Ollo, en la localidad de Senosiain. Por la parte alta del pueblo seguimos una pista que nos acerca hasta las bordas de Arteta. Dejamos la pista y por zona herbosa nos presentamos en la parte alta de la pista de Unanu. Seguimos andando por la derecha con la mirada puesta en la cima de Beriain al fondo. Dejando la cima de Lezitza a la izquierda, unos grandes mojones nos indican dónde dejar la pista, por la izquierda. En un par de minutos estaremos junto al curioso mugarri.

La tercera opción parte desde la ermita de San Miguel de Goñi. Seguimos por la amplia pista bajo el hayedo hasta un portillo. Al otro lado, un camino junto a la alambrada nos acompañará hasta salir del bosque. Ascendemos hasta la cima de Treku donde encontraremos un vértice geodésico. Antes habremos dejado a un lado las ruinas de las Borda Viejas. Una vez que descendemos a la pista de Unanu, seguiremos las indicaciones del anterior recorrido.

P1080784txiki